El ajolote mexicano en peligro de extinción

El ajolote mexicano

Seguramente más de una vez abras visto en algún programa de televisión o en revistas la imagen de un pequeño y simpático animal acuático de coloración rosada con una especie de sonrisa tímida cuyo nombre no logras recordar, pues sin duda te podemos decir que se trata de la foto de un ajolote mexicano el cual es catalogado por las ciencias biológicas como una especie de salamandra la cual por alguna extraña razón mantiene en su anatomía rasgos de su estado de larva durante su fase adulta, esta singular característica es conocida como “neotenia”.

El ajolote mexicano es endémico de los cuerpos de agua de Xomichilco, específicamente los lagos pertenecientes a esta región. Si hablamos de sus características físicas, podemos comenzar diciendo que su largo de aproximadamente treinta centímetros y que su color es generalmente pardo, sin embargo, hay ejemplares albinos los cuales son mucho más comunes en los reservorios de cautiverio que en el hábitat natural.

Por otro lado, su alimentación se basa en una dieta rica en moluscos, larvas de insectos, gusanos, peces pequeños y crustáceos. Un aspecto curioso de esta especie de animales es que tienen una expectativa de vida increíblemente larga de has quince años.

Entrando en materia de “peligro de extinción” se puede decir que la población del ajolote se ha visto disminuida por efecto del uso indiscriminado del recurso del agua en las zonas aledañas a la ciudad de México ya que el resultado de una mayor demanda es una mayor cantidad de agua drenada de las fuentes, desgraciadamente esta no es la única amenaza al medio ambiente de esta salamandra, ya que la visible contaminación acuática en los complejos lacustres también han causado la incompatibilidad de la vida de los ajolotes en este medio.

Aparte de esto, la captura de ellos se ha convertido en una práctica común durante los últimos años debido a su creciente popularidad de ventas en las tiendas de mascotas, sin embargo, no solo se comercia para eso, en el país azteca el ajolote asado se considera un platillo de gran exquisitez.

Por suerte no todo son malas noticias para el singular anfibio en peligro de extinción, el cual ya cuenta con leyes de protección emanadas por la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales del estado mexicano el cual pretende frenar la disminución del número de ejemplares al máximo posible. El ente hasta la fecha ha logrado detener el asentamiento humano en las áreas cercanas a los lagos de Xochimilco, ha aumentado de manera progresiva el nivel de agua en los mantos acuíferos y además ha detenido la introducción de especies foráneas que compitan contra las especies propias del lugar. Si unimos todos estos esfuerzos se puede revertir la preocupante condición del ajolote, no obstante, a todo esto, se le deberían unir campañas de concientización aplicadas a todos los sectores de la población con la finalidad de suprimir completamente la compra y caza del emblemático animal. Recordemos que los cambios empiezan por la transformación en el modo de pensar de cada uno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *