La perdida de biodiversidad en el reino animal

Amenaza y peligro de extinción para muchas especies animales

Cada vez hay más información sobre el riesgo que corre la vida de las distintas especies que subsisten con nosotros. El resultado nos lleva a considerar a muchas especies como animales y plantas en peligro de extinción.

Se calcula que en los últimos 40 años la perdida de biodiversidad en el mundo es de un 58%. La cantidad de animales extintos es también alarmante. Se calcula que al menos 120 especies se han extinguido en los últimos 100 años. Y la lista de animales en peligro de extinción en todo el mundo no deja de crecer: actualmente los que entran en las categorías de animales amenazados superan las 12.000 especies.

Esta amenaza está directamente relacionado con la interacción del ser humano en el planeta. Es decir, la manera en que la mayoría de las culturas humanas se relaciona con la tierra y sus habitantes.

Desde hace cientos de años el ser humano ha cambiado su estilo de vida y las practicas que lleva a cabo para sobrevivir en el mundo. Lo que ha beneficiado la supervivencia humana en el planeta, sin embargo, ha afectado al entorno que lo rodea. Y no sólo al entorno, también a muchas de las especies de animales que lo habitan.

Información sobre animales en peligro de extinción

Las distintas actividades del ser humano han afectado significativamente tanto directa como indirectamente a miles de especies. Muchas de las cuales, a día de hoy son consideradas animales en peligro de extinción según la International Union for Conservation of Nature (IUCN).

Existen ciertas categorías que permiten catalogar a estas especies en peligro dependiendo del número de ejemplares que se encuentran con vida actualmente. Estas categorías van desde el peligro critico, hasta las que se consideran vulnerables a ser amenazadas.

Que haya algunas especies menos amenazadas no significa que no exista un riesgo en un futuro cercano. Lo cierto es que hay algunas especies que realmente están a punto de desaparecer. Son los casos del rinoceronte de Java o la vaquita marina, cuyas poblaciones han disminuido drásticamente. Ambas especies diezmadas por la codicia humana. Y el riesgo de extinción, debido a su rápido declive poblacional, es inminente.

En este último siglo se han extinguido más especies que en los 400 años previos. Algunas especies, como el tigre de Tasmania o el delfín de río chino, delante de nuestras narices.

Causas de la extinción de los animales

Son varias las razones por las cuales las vidas de estos animales en peligro de extinción van disminuyendo gradualmente.

Una de ellas es la destrucción de sus hábitats naturales por parte del ser humano. Esto se hace con distintos fines, desde la expansión de territorios para la utilización de esos terrenos y la tala de árboles para madera, hasta la caza furtiva y la contaminación, entre otros.

Otro factor al que ser humano ha contribuido es el calentamiento global. Este influye directamente en el deterioro de los hábitats naturales de muchas especies. En este caso podemos mencionar a los osos polares, cuyo hábitat, en el Ártico. Se han venido derritiendo desde hace años debido al ascenso de las temperaturas del planeta.

Hay muchos animales que en un futuro se podrían ver gravemente afectados por el calentamiento global. Es el caso de las distintas especies de canguros, pingüinos y tortugas marinas, entre otros.

La caza furtiva, como mencionábamos, es otra de las causas por las cuales muchos de los considerados animales en peligro de extinción hayan desaparecido de la faz de la tierra. A pesar de que se realizan acuerdos o restricciones sobre la caza de dichas especies, no se ha cesado de hacerlo. Esto debido a que hay una industria muy lucrativa en el mercado negro de derivados de los animales en peligro de extinción.

Esto, ya sea por su pelaje como en el caso de los tigres, por sus colmillos o cuernos como el elefante y el rinoceronte, por su carne o para motivos medicinales. En otros casos, son simples trofeos.

Algo debemos hacer

En conclusión, no podemos quedarnos de brazos cruzados y esperar a que cada vez sean más los animales en peligro de extinción sin realizar algo al respecto. Como habitantes del planeta, debemos velar por la conservación de los seres vivos que nos rodean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *