¿Por qué debería añadir un disco SSD a mi ordenador?

La tecnología avanza constantemente, es por ello que se hace necesario ir a su paso para no quedarnos rezagados entre lo obsoleto e ineficaz, un ejemplo de esto son los dispositivos de almacenamiento de información, en especial los discos duros, una tecnología que ha sido reemplazada por discos SSD.

Los discos SSD se valen de memorias no volátiles al igual que cualquier pendrive o memoria SD, esto quiere decir que conducen la información a través del chip integrado en su estructura, y están facultados para recibir órdenes directas desde el procesador del equipo, permitiendo reducir la espera para copiar y pegar archivos hasta 5 veces menos que en discos duros.

Las ventajas del SSD

Las razones para añadir un disco sólido a tu computadora sobran, partiendo del principio que al no tener un disco rígido girando todo el tiempo, entre piezas móviles y bajo un cabezal que debe ubicar información físicamente, se ahorra mucho tiempo en el procesamiento de información y además se eliminan riesgos de accidentes que dañen el dispositivo, perdiendo tus archivos para siempre.

Cómo sabemos la eliminación de piezas móviles y reemplazo de un disco magnético bajo un cabezal, por memorias integradas en chip que escriben y leen directamente la información, supone diferentes ventajas en cuanto a rendimiento, durabilidad, y muchos otros factores que se reflejan en la experiencia del usuario.

El notable cambio que se refleja en la experiencia al usar discos SSD

elegir ssdEs importante entender que toda la información que se maneja en una computadora va a depender directamente de la velocidad de procesamiento y ubicación de los datos, siendo fundamental el propio sistema operativo que utilizamos en nuestra computadora, cuándo utilizamos un disco SSD, todos los archivos que éste necesita para poder iniciar son ubicadas directamente desde el chip, reduciendo el tiempo que se tarda en cargar.

El almacenamiento de información también se vuelve mucho más cómodo y eficaz, mientras que en un disco duro convencional la velocidad máxima para escribir información ronda en torno a los 100 Mb/s por segundo, en un disco sólido puede alcanzar hasta 500 Mb/s, permitiendo que el usuario pueda trabajar más cómodamente y ser más productivo.

Si bien muchos fabricantes han comenzado a vender equipos con discos SSD instalados al público, aún queda gente con discos duros convencionales en uso, no esperes más y cambia lo más pronto posible tu dispositivo para notar la diferencia, el tiempo te lo agradecerá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies