Qué tipo de tarifa eléctrica te conviene más y por qué

tarifa eléctrica

En la actualidad el antiguo monopolio de las compañías energéticas se ha roto del todo, y es una gran noticia. Y esta buena noticia, sobre todo para los que buscamos una tarifa más eficiente que nos proporcione a fin de cuentas luz barata para nuestros hogares.

Los principales beneficios que de la actual posibilidad de elegir una compañía acorde a lo que buscamos es que dentro de las tarifas tenemos distintas opciones como la tarifa plana, que como sucede con el teléfono o las plataformas de streaming, no pagas por lo que consumes sino una cuota fija. 

También existen las tarifas con discriminación horaria, las cuales podemos adaptar a nuestro modo de vida y horarios. Veamos con más detalle las ventajas y desventajas de cada una de estos tipos de tarifas energéticas.

Tarifa plana: qué es

La tarifa plana eléctrica, como decíamos, se basa en que no pagamos por la cantidad de energía que consumimos (la cual se calcula en kWh o kilovatios por hora) sino que abonamos una cuota fija, que es la cual hemos acordado previamente con la empresa comercializadora de energía al principio de nuestro contrato.

Ventajas y desventajas

La ventaja principal de este tipo de tarifas es evidente. Usemos lo que usemos pagamos siempre lo mismo. Esta es una posibilidad a tener en cuenta si pasamos mucho tiempo en casa o incluso si trabajamos desde ella.

Pero la principal desventaja es proporcionalmente la misma pero desde otra perspectiva, ya que en ocasiones la cuota puede ser mucho mayor del gasto en la mayoría de los meses del año. Quizás en algunas épocas se usa más de lo abonado, por ejemplo en los meses de invierno más crudos o en pleno verano, pero es probable que en resto del tiempo se esté usando mucha menos energía y aún así seguiremos pagando lo mismo.

Otro inconveniente es que este tipo de contratos garantizan una permanencia, tanto en la compañía como en el tipo de potencia contratada, por lo cual supone que si queremos cambiar una de las dos cosas o no podremos o estaremos sujeto a las penalizaciones pertinentes del contrato.

Existe la posibilidad, como pega añadida, de que la tarifa plana afecta nuestra capacidad de ahorrar energía. Esta idea de que es “gratis” y por eso no hay que preocuparse, si bien no tendrá unas consecuencias en el bolsillo, sí lo tendrá en el derroche que implica y el impacto ambiental.

Tarifa eléctrica con discriminación horaria

La tarifa eléctrica con discriminación horaria parece una buena opción. Además, hay compañías que ofrecen este servicio como Pepeenergy que comercializan la electricidad a precio de coste.

Entre las ventajas es que hay diferentes modalidades pensadas tanto en los que pasan mucho tiempo en casa como en los que están todo el día fuera.

Cuál elegir

En el caso de las tarifas con discriminación horaria, una vez vemos cuál nos conviene más dependiendo el horario, toca elegir la comercializadora. Para ello debemos optar por una compañía que nos ofrezca un buen precio, unas buenas condiciones, que además sean claros y sin letras pequeñas, y que no impliquen ataduras, o lo que es lo mismo, sin permanencias obligatorias. Además, un plus muy interesante es que la compañía comercialice energía 100% renovable.

About: revista

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies